26 Feb 2019

¡Vive la playa!

¡Oh, la playa! Tantos versos románticos escritos en su nombre. Tantas ideas y recuerdos, amaneceres y atardeceres que se disfrutaron desde la frontera entre el mar y la tierra. Sentir la arena en los pies no tiene precio. La playa es parte de nuestra dieta de verano, junto con las frutas y las chichas frías.

Las playas se forman por la acumulación de sedimentos depositados por las olas y las corrientes. Este sedimento, que conocemos como arena, varía en composición. Puede ser minerales oscuros como el hierro y el magnesio, restos de organismos marinos; incluso puede ser excretas de peces que se alimentan de corales. Las playas están en constante cambio: su forma depende de eventos climáticos, el oleaje y, por supuesto, la acción del hombre. Es de suma importancia aprender a utilizar este recurso de una forma sostenible. ¿Se imaginan Panamá sin playas? Debemos apreciar que el pequeño tamaño del istmo nos convierte en personas muy privilegiadas; muy pocos pueden estar en la montaña y en la playa en un mismo día.

Las playas son como un parque de diversiones que nos llama a escaparnos del día a día. Son un lugar de encuentro entre la naturaleza y nuestro ser, lugar donde se activan todos nuestros sentidos. Escuchas con más claridad el llamado del agua. Sientes la arena y los rayos del sol. Pruebas la sal del ambiente, y ves el hermoso paisaje panameño que tantos soñarían por tener. Es un lugar para jugar sin reglas, correr como loco y relajarte como niño. Podemos decir lo que queramos de nuestras playas, pero si no las cuidamos pronto nos quedaremos sin recursos naturales que disfrutar. Sin la naturaleza no podemos sobrevivir; sin ella seríamos una especie con un destino muy parecido al de los dinosaurios. Cuidar nuestras playas es tan sencillo como no llevar plásticos o papeles que puedan salir volando. Colabora con la limpieza, no molestes a los animalitos y, lo más importante, no dejes evidencia de que estuviste. Pequeños actos hacen grandes cambios.

El Biomuseo te invita a que vivamos la playa durante el mes de marzo. Como todos los meses tendremos actividades gratuitas al aire libre, conversatorios y muchas actividades más. Mantente atento a las redes sociales @biomuseo para toda la información.