31 Jul 2018

Una ciudad, muchas culturas

La ciudad de Panamá, llena de gente, bulla y colores.  Es la ciudad más grande del país y ocupa un espacio de unos 2,561 km2. Fue la primera ciudad europea fundada en la costa del océano Pacífico y desde su fundación ha sido un lugar estratégico para el comercio mundial. Su importancia geográfica y comercial la ha hecho atractiva para el asentamiento de personas de todos los continentes, enriqueciendo la cultura de la ciudad, que ya de por sí contaba con una fuerte influencia cultural de los grupos originarios y de costumbres traídas por  los colonizadores españoles.

Las actividades diarias de la ciudad de Panamá están teñidas con el regalo cultural de su historia. ¿Tienes hambre? Te invitamos a la fonda de la esquina, que tiene uno de los mejores  saos, o con gusto puedes encontrar unas arepas espectaculares en el local de al lado. Ah bueno, y si lo que quieres es un gyro con tzatziki, hay un restaurante del otro lado de la calle. Así mismo son las fiestas; si te pasas por El Dorado en el momento preciso podrás celebrar el año nuevo chino o participar de las fiestas hindúes. Igual, lo más probable es que te los encuentres celebrando carnavales, defendiendo a su tuna y pidiendo ¡agua, agua, agua!

Cuando hablamos de identidad cultural, ese conjunto de características muy particulares que nos permiten identificarnos como miembros de un grupo humano, me pregunto ¿y la nuestra cuál es? Precisamente es ese conjunto de costumbres, de diferentes orígenes en un solo lugar, lo que nos hace ser panameños. Con respeto y libertad, en donde no vemos el color de la piel y siempre nos apoyamos. Somos personas felices (de hecho, según la ONU, nuestro país está entre los más felices del mundo), luchadoras y trabajadoras.

Según la UNESCO, la diversidad cultural es tan necesaria para la civilización humana, como lo es la diversidad biológica para la vida misma. La ciudad de Panamá es cosmopolita y racialmente diversa, por eso nuestra identidad cultural es un julepe de costumbres, sonidos, palabras y sabores. Nuestra esencia está claramente definida por el papel de Panamá como “puente del mundo, corazón del universo”.

En agosto el Biomuseo celebra la multiculturalidad de la ciudad de Panamá. Los esperamos en las diversas actividades planificadas. Conversatorios, talleres y juegos, todas para resaltar la importancia que tiene la diversidad cultural en el desarrollo de una sociedad.